PGT-A no invasivo

El análisis PGT-A consiste en el estudio de la dotación cromosómica del embrión para comprobar que ésta es normal, es decir, no hay alteraciones en el número de copias de los cromosomas (aneuploidía). Los embriones exentos de aneuploidías tienen mayor probabilidad de resultar en un embarazo que llegue a término.
El PGT-A requiere la obtención de una biopsia del embrión en el laboratorio de FIV. Mediante el nuevo PGT-A no invasivo (niPGT-A) de Bioarray es posible realizar el análisis usando como muestra el medio de cultivo en el que se desarrolla el embrión antes de su transfer, evitando la necesidad de realizar una biopsia con las ventajas que ello supone.

El niPGT-A se basa en que el embrión libera ADN al medio durante su evolución, especialmente a partir del día 4. Esto se atribuye a varios mecanismos fisiológicos entre los que destacan la apoptosis y necrosis celular. Mediante un sencillo procedimiento, el laboratorio FIV recoge el medio de cultivo antes de vitrificar el embrión en día 5/6 (blastocisto) y lo envía a Bioarray para su análisis. Los resultados, disponibles en unos 15 días, indican qué embriones deben priorizarse para su transfer.

Ventajas:

- Menos exigente en cuanto a material (láser, pipeta, medio, etc) y manipulación
- No se da intervención (potencialmente) perjudicial sobre el embrión
- La muestra es representativa también de la ICM, no solo del trofoectodermo
Contáctenos para conocer el protocolo de obtención de muestra y cómo validar su laboratorio para ofrecer el niPGT-A con total garantía a sus pacientes.